“Cena en el Titanic”

Museo del Carruaje “El Tacú”

Villa del Parque. Calamuchita, Pcia. de Córdoba, Argentina

Entre los pasajeros del “Titanic” había un argentino de 17 años, oriundo de Río Cuarto, Córdoba. Como sus hermanos, Edgardo Andrew fue enviado a Inglaterra a cursar estudios, ya que sus padres eran ingleses. La familia vivía en la Estancia “El Durazno” de Ambrosio Olmos y su esposa Adelia María Harilaos. El carruaje que utilizaba Adelia en la Estancia se encuentra en el Museo del Carruaje.

En 1912, Edgardo recibe una invitación al casamiento de su hermano mayor que vivía en los Estados Unidos. Por ello, compró un pasaje en el vapor “Oceanic”. A causa de una huelga de carboneros, el Oceanic no partiría, por lo que el joven tuvo que embarcarse en el Titanic unos cuantos días antes. Antes de partir, Edgardo escribió una carta a su amiga Josey, con una frase premonitoria: “Figúrese Josey, que me embarco en el vapor más grande del mundo, pero no me encuentro nada de orgulloso, porque en estos momentos desearía que el Titanic estuviera sumergido en el fondo del océano”. Esta historia, que aún continúa, es relatada en una sala del Museo, la que ha sido guionada a tal fin.

En la última cena del 14 de abril, se ofrecieron 7 platos, varios postres, variedad de vinos y bebidas sin alcohol en maridaje y café con petit fours. El creador de las cartas de platos fue el famoso cocinero francés Auguste Escoffier.

Museo del Carruaje “El Tacú”

Sra. Marianne Dick – Área de Cultura y Educación

Sra. Carolina Rapisarda - Colaboradora

Sr. Alex Schmidt – Colaborador

Villa del Parque. Calamuchita, Pcia. de Córdoba, Argentina