Alrededor de la Mesa
II° Edición

Octubre de 2016
Salón Parroquial
Hughes, Pcia. de Santa Fe

2016 - HUGHES

En la ocasión nos contactamos con las Secretarías de Turismo de las provincias solicitándoles material para difusión de cada una de ellas. Respondieron favorablemente Córdoba; Catamarca; Neuquén; Río Negro; La Pampa; Santa Cruz; Tierra del Fuego; Salta; Secretaría de Turismo de la Nación; y por supuesto nuestra provincia. Logramos poder tener presentes en la muestra las Banderas de cada una de las provincias argentinas (algunas fueron donadas y otras compradas).

Participaron con su apoyo para la presentación de mesas “Abuelas de Plaza de Mayo” (Bs. As.), y el Bar “El Cairo” (Rosario).

Las mesas presentadas aludieron a personajes de nuestro país: Mafalda, “Negro” Fontanarrosa, Gauchito Gil; a tradiciones y leyendas; a hechos de nuestra historia; y escenas gauchescas.

Participaron instituciones y particulares de Labordeboy y Hughes.

Se contó con la Adhesión de la Comuna de Hughes.

Alrededor de la Mesa

La mesa es en esencia una estructura simple, un plano con cuatro apoyos, un artefacto que acompaña a la humanidad milenariamente en sus trabajos, hábitos y costumbres, un catalizador de un orden social. Es la locación natural de las personas que se reúnen a su alrededor para comer y otras complacencias del paladar.

Convivio, etimológicamente, convite, convivencia, describe óptimamente el concepto de compartir la mesa, donde el gesto de comer se transforma en un momento de participación con un valor social, cultural, pues en la mesa más que en cualquier otro contexto se produce el intercambio afectivo e intelectual con el placer de comer.

Comer es más que alimentarse, es establecer una relación con sí mismo, con los otros y con los alimentos, situación que nos lleva a una solidaridad cósmica. De todo esto surge el sentido de convivialidad, es decir de vivir una convivencia superior. En cuanto a la relación con uno mismo, la comida nos nutre para vivir y constituye un primer vínculo con nuestra salud y con el placer mismo. En la convivialidad la relación con el otro se manifiesta sobre todo en la mesa del convite, cuando las personas se encuentran y dialogan. Es la expresión más completa de la vida de relación, del intercambio y la solidaridad. En la mesa dialoga la familia, se reúnen los amigos o se festeja a alguien. En suma, es ante todo compartir los bienes de la naturaleza. En cuanto a la conjunción con la naturaleza, los bienes de la tierra, la persona establece con los alimentos una conexión con el cosmos, del cual obviamente forma parte.

La gastronomía es parte de la identidad y la cultura de los pueblos, por ello es también parte de sus tradiciones y de los legados que las sucesivas generaciones mantienen. Los valores costumbristas o religiosos que se sustentan en la mesa crean pertenencia y expresan rasgos característicos de cada cultura. Comiendo en reunión, las personas se sitúan unas frente a las otras o lado a lado, en su individualidad pero compartiendo sus realidades, no pretenden ser iguales, se aceptan como diferentes pero unidos por una motivación común, la existencia pacífica y plácida. Por eso las personas celebran o resuelven sus diferencias comiendo juntos. Es ante todo un acto de pacificación.

El arreglo de la mesa puede idearse con conceptos innovadores, con una estética inteligente que comprometa los sentidos: el menú, la vajilla, los utensilios, para agradar a los “habitantes circunstanciales” de ese espacio, los comensales. La disposición se transforma entonces en una organización visual en la que el campo bidimensional de la mesa, ya sea cuadrada, rectangular, circular u oval, deviene en la superficie sobre la cual construir un proyecto estructurado, de espacios íntimos y compartidos, de formas, colores y materiales. De tal modo, la mesa asume el rol de lugar amable, vivo y dinámico. La manifestación no debe sólo apuntar a la ostentación o la suntuosidad pues también puede haber una búsqueda armónica en las mesas más sobrias.

Bienvenida esta segunda edición de “Alrededor de la mesa” un tema que no se agota con exponer otra vez objetos relacionados con el comer como un nuevo desafío a la creación e inventiva.


Pedro Alberto Sinopoli
Ex Director del Museo Municipal de Arte Decorativo de Rosario