Alrededor de la Mesa
I° Edición

Noviembre de 2015
Banco Cultural
Labordeboy, Pcia. de Santa Fe

2015 - LABORDEBOY

La primera edición de la muestra se realizó en el “Banco Cultural” y fue organizada por el Museo Regional “Léon Laborde Boy” y la Biblioteca Popular “Leopoldo Lugones”, con la presentación de diez mesas con diversos temas: tango y fileteado porteño; norte argentino; violencia de género; navidad, representación de distintas culturas; vida rural, entre otras. Participaron particulares e instituciones locales, como así también de la localidad de Hughes.

La Dra. María de los Ángeles González, Ex - Ministra de Innovación y Cultura de la Pcia. de Santa Fe, fue quien elaboró el texto del folleto de mano.

Se contó con la Adhesión de la Comuna de Labordeboy

Las mesas llamadas Nosotros

Cuando los hijos se van a hacer sus propias vidas hay que achicar la mesa, cuando llegan los nietos hay que extenderla a la tabla y al suelo, a las paredes y la ropa.

No se conciben los rituales que nos dan sentido, ni cumpleaños, casamientos, conmemoraciones religiosas y efemérides, las grandes Fiestas Populares donde todo el pueblo está en la plaza o en la carpa (alrededor de la música, la comida) sin la mesa como lugar simbólico que todo lo reúne, que llama al diálogo, a la unidad, a sentirse parte y ejercer el arte de vivir y convivir.

Las mesas son tablas con patas, tablones improvisados en las obras de construcción con el asado imprescindible entre el sudor y el cemento, exquisita ebanistería o en algunas culturas puro piso, pero en ronda con objetos y detalles en el suelo.

La mesa no es un objeto, es una identidad superior sostenida por los imaginarios del mundo, es el lugar donde uno siente que es plural, colectivo, que la especie humana está constituida por lenguaje, imaginación y símbolo y ese símbolo es existir en común.

La mesa es memoria de encuentros y besos, de separaciones y discusiones, de celebraciones y fertilidad, de igualdad social o irreversible diferencia económica.

La mesa es un NOSOTROS, una bandera de las diferencias y un correlato de identidades múltiples: mesas de arte, mesas de las distintas culturas regionales, mesas de las distintas expresiones territoriales, países, modo de hacer nuestro vivir, mesas de todas las inmigraciones, rituales precisos de vasijas y lozas que se heredan, de cuencos realizados a mano, de diseño y esperanza, de trascendencia en las generaciones que nos seguirán. Somos pasadores de teteras o cuchillos de asado, de palitos para comer arroz y taza y jarros cachados pero vivos. Somos la herencia del olor a la cocina y el sabor de nuestro amor. Somos la falta de comida y el mate, somos la torta de los aniversarios y la vida que trascurre como si el tiempo volara sobre nuestras cabezas. Somos las mesitas de jardín de niños y las mesas de los adolescentes en las estaciones de servicio. Lo importante es la comensalidad, compartir, noche y día esperar la hora, unirse a otros, ser tribu no malsana, muy humana y también subirse sobre la mesa para cantar nuestras canciones, para que los chicos muestren el disfraz de carnaval, para triunfar todos contra la soledad, la exclusión y la injusticia. Para decir una vez más: es nuestra vida, es nuestra mesa y está abierta a los lleguen, tengamos poco o mucho. Una mesa para aprender la riqueza de las culturas diferentes, de las visiones, de las recetas familiares.

Una mesa para que los sentidos se enciendan como la memoria y defendamos plato a plato, cuchara y cucharita, la capacidad de ser quienes somos, de no olvidar, defender la innovación y la tradición, como defendemos el cuerpo, el juego y la creación colectiva de los pueblos.

Felicitaciones Labordeboy por esta magnífica muestra.


Chiqui González
Ministra de Innovación y Cultura